Retrospectiva


Durante toda una serie de años, los pintores cercanos a Rafel han acostumbrado a salir periódicamente para llevar a cabo sus trabajos en "Plen Air".

Esta solía ser una buena excusa para disfrutar juntos de intensas tertulias y de buenos manteles en la mesa.
Sin embargo, aquí tenemos la prueba que además de las butifarras con judías, el porrón de vino y la charla, alguna obra ha quedado patente e inmortalizada.
Así pues, gracias a estas salidas, Rafel perdió el miedo a plantar el caballete en el exterior y se familiarizó a desarrollar su trazo mientras era observado por los numerosos visitantes y curiosos que han ido paseando por todos estos lugares.
Todo, antes de encontrarse con su gran estilo, ahora ya bien propio.


Los pintores del sábado.

Oleo sobre papel




Oleo sobre tela

Apuntes de acuarelas